5.12.09

Un desahogo despues de encontrarme con mi misma y los demás...

Como el agua que llega al punto de ebullición, así mismo son la situaciones en la vida.
Todas, si las sigues calentando, llegan a un momento en la cual no pueden aguantar mas y de una forma u otra, cambian de estado.

Hay un dicho que dice: "No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista".
En algunos casos, el mal podrá durar hasta mil años, pero el cuerpo no aguanta ni 20...

Hay personas que viven en un mundo cuadrado, o rectangular, tal vez, que nunca comprenderán (por que su mente no lo asimila, o quizás lo niegan) que nada es para siempre y que mucho menos que nada, ni nadie les pertenece. Que prefieren fingir que el resto de la humanidad esta errada y va por mal camino, antes de mirarse en un espejo y entender que su forma de pensar no es la adecuada.

Yo siempre he respetado la opinión de todos, ya que como dicen por ahí; Cada cabeza es un mundo...
Pero nunca he podido lograr que entiendan el mundo que habita en mi cabeza.

Siempre que puedo trato de hacer lo correcto, siempre que puedo (y es que casi siempre puedo) trato de ser justa conmigo y con los demás.  Siempre he sido fiel a la filosofia esa de que "da lo que quieras recibir."
Pero es que depues que llegas al punto de ebullición y miras hacía atras y te das cuenta que por mas que diste, dijiste y demostraste nunca recibes para atras, las cosas cambian a otro estado y ya no puedes ser justa y no hay vuelta atras.

Si es que después de haber leído esto te preguntas ¿Que carajos dice ella?, te felicito, porque eres una persona feliz.